Mi­tica Balena en idioma Pikachu (Pikachizer)

Inicio

Mi­tica Balena Mitica Balena

domingo, septiembre 03, 2006

Brindá por la salud del mar, que se va a ninguna parte
brincá sobre un abismo ideal, lejos de una faz oscura
pero nunca mates de mi corazón la espesura
la espuma de un gran vino estimulante (gracias gitano)
es como si me acarisiase la luna, o un dios pagano
nunca me faltes el respeto, ni me respetes por demás
todo lo otro, o está de moda o está de más
ahora que estoy mas lejos de la muerte y de la vida
cerca de un río sin cauce ni sonido de mar
obtuso, como la sombra de un planeta lejano
vacío, como una isla sin Robinsón (gracias Joaquín)
ahora me armo una picada, queso, salame, salamín
lleno de aroma a mirra y jengibre, un alma en pena
zarpado, como fuga de Alcatraz, como viento del desierto
aunque jure que la luna es roja y no existe, no miento
porque ayer vi un destello en mi ventana, cercana
cercada, por un arrebato de hadas fugaces, falaces
rectoras, de una facultad de hecho, sin consenso
con sabor a sinsabor de vacío, perdido, para volverte a encontrar
sentido, es lo que quiero encontrarte otra vez, bajo un abismo
sobre un risco, dentro de un fisco de congratulaciones
la guerra son mutilaciones, sangre que se escapa para siempre
fragancias inundandas de polvoras añejas, perplejas
las niñas jugando a las escondidas, a las perseguidas, por la libertad
finales que recíen empiezan y comienzan de nuevo, bajá un poquito
pará un cambio, que se escapa el mundo, que la primavera dura solo un segundo
orbitas en los atomos de un sueño que se escapa por la ventana
cuponeras, sanscritos escritos, monjes que despiertan por la noche
dioses que tienen tanto insomio, el cuadrado de un binomio
es un libro sin terminar, porque siempre vuelve a empezar
una rueda que no es rodonda ni que rueda, solo gasta primaveras
y nunca te pide perdón, nubes pasajeras que nunca se van
y un horizonte misterioso, es la cara "eyaculando mientras come" de un oso
delfines que nos enseñaron a pensar, a nadar, a naufragar sin volver
a terminar de comer, a favorecer un agravio, a Li Baba, y los 40´s
es un niño gordo y ñoño que come sandias y vive de rentas
frailes y sermones marrones, cargados en un carruaje que no paga
peajes o barreras en la mente, es otra vez no tenerte, iracundo
transeunte, caminante de rutas perdidas, callejones sin salidas
lunas en planetas azules o rojizos, saturnos en dorados dragones
Perones, en los palcos de un delirio popular, un gran salto mortal
un cabizbajo parroquiano, malumorado, cantinero, un fernet con cinzano
tinta, mucha tinta en perdidos papeles con rimas, con rimel, con recuerdos
captar la suavidad del aire en un lienzo gastado, maltratado por un prejuicio
un jurado de mentiras, un velero con partidas por venir, tropical
una de arena y una de cal, cursos de restauración de vidas pasadas
de azoteas mojadas, de piletas nadadas, o de casas tomadas
sincero, opaco, un gran baul de juguetes, son bicicletas o barriletes
es una tarde en el horizonte, disfrutando el sol, saliendo al balcón y mirando
tu baile increible, tu cercana consistencia, sencillo como tal vez un puñado de arena
con gusto a tu piel, se gasta la vida zambulléndose, yéndose

redactado por Dr. Cisella "at" 4:02 p. m.