Mi­tica Balena en idioma Pikachu (Pikachizer)

Inicio

Mi­tica Balena Mitica Balena: Hoy no puedo ir al cine, perdón

jueves, julio 13, 2006

Hoy no puedo ir al cine, perdón

Érase un tiempo muy remoto. La Tierra era joven aún. El espíritu de la Tierra era joven aún. Y palpitaba acaso con más vehemencia que en la actualidad. Tiempos de salvaje lucha, y una explosión de vida. Big Bangs de amor y colores en la atmósfera primitiva. Tan primitiva...
Océanos, caldos, primitivos, volcanes, tormentas, eléctricas, la naturaleza volcaba su furia en busca del milagro...
En busca de la conjunción de algunas sustancias. Y de repente... vida...
Nadando por ahí. El primer humano, desnudo, nadaba por ahí. En busca de su Eva. Esquivando anémonas y corales, fitoplancton en cada lugar. Lleno, pero lleno de un aire denso y rojizo, como el rocío de un mundo de coral.
Los dioses eran aun jóvenes, y bajaban a boludear. Lleno de dioses era el mundo. El dios del trueno, el dios del auge automotor, el dios del amor...
Y el tiempo pasó, tan a prisa pasó, que Jack no se dio cuenta.
- Se te hará tarde para el trabajo, amor- la esposa de Jack lo despertaba azotándolo con vehemencia.
- Si- replicó Jack, ya harto cansado y harto de trabajar- prepárame el tocino, amor.
- No Jack, el tocino puedes metértelo en el trasero, ahora levántate y ve al trabajo.
El sol rotó más rápido esa mañana, pero nadie lo notó. Jack se detuvo en un AutoMac.
- Quiero un MacDesayuno, por favor- dijo Jack al parlante parlanchín.
- El MacDesayuno es hasta las 11:00 Am, ya son las 11:04 Am, señor, tendrá que ordenar otra cosa- le respondió en un tono severo el parlante.
- Vamos mujer, quiero mi MacDesayuno- respondió Jack en tono amable y jovial, esperando así, que la empleada cediera.
- Métase el tono amable y jovial en el trasero, no cederé- respondió la empleada.
Ya harto y cansado, Jack retomó su camino hacia el trabajo. Marcó tarjeta. Pero marcó mal. Lo despidieron tan a prisa, que Jack no tuvo tiempo de llorar. Solo de reír tan dramáticamente, que parecía que no paraba de llorar.
Así que decidió viajar hacia el norte. Tierra de libertad y tundra. Tierra de blancas comisuras en las fauces de una tierra añeja. Tan añeja y repleta de viejas fauces blancuzcas, que la libertad acechaba en cada comisura de blanca frialdad. Tierras nórdicas y libres, tundras y dragones, en cavernas frías. Frías y blancuzcas praderas, llenas de comisuras en las fauces de una tierra de increible antiguedad.
Tan repletas de añejas comisuras, y blancas praderas, y blancas nubes, de frialdad penetrante, como la libertad que acecha. En cada comisura, miles de viejas fauces del paso del tiempo, añejo y libre, como el cause de un rio de montaña.
- Métase las fauces de una tierra añeja en el trasero- azotó Dios con vehemencia.

redactado por Dr. Cisella "at" 5:04 p. m.

1 Comments:

Blogger nitrato de maxi said...

Me gustó el portaretratos que me regalaste, aunque debi tirar la fotografía que contenía (sin palabras). En cuanto a la frialdad penetrante de la tundra, y las conchezcas fauces de las montañas me parece que Dios azotó con vehemencia.
Y como diría Diego "El cátodo" Minetti: "No me jodan la paciencia".

viernes, julio 14, 2006 10:22:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home